Dos alegrías mejor que una

Con lo contenta que estaba yo con mi Glitter Card de la entrada anterior, de pronto pensé… y ahora ¿qué hago con ella? Tarjeta de bebé, hmmm,… Y llegué a ellos, una pareja de bebés que han convertido a sus papás en las personas más felices del mundo.

Cuando te encuentras con un papá que no se queja del cambio de ritmo brutal que supone pasar de 0 a 2 bebés de un plumazo, de las pequeñas y salvables dificultades en unos cuerpos tan pequeñitos, ni siquiera de las noches sin dormir; cuando te encuentras con un papá que vive todo lo que tiene que ver con sus hijos como una bendición, solo queda pensar que ese gran papá tiene a su lado a una gran mamá y que esos niños son muy afortunados por contar con una familia que los vive como eso, como una alegría, como una bendición.

Así que, una vez pensado todo eso, solo quedaba ponerse manos a la obra y hacer una tarjeta complementaria para niña:

elephants1 elephants2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y después poner las dos tarjetas, completadas unas fotos preciosas de los peques y los mejores deseos, dentro de una caja (tutorial facilisísimo):

Elephants3

elephants4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elephants5

 

Dos bendiciones mejor que una, dos alegrías mejor que una. La posibilidad de compartir un poquito de la vida de esos bebés a través de los ojos de su papá, un lujo.